Iván Fabián Garoz

By Comentarios desactivados en Iván Fabián Garoz
Iván Fabián Garoz

Iván Fabián Garoz, sevillano, lleva seis años dentro del parkour y es instructor en el espacio Universo Parkour, gimnasio destinado a la práctica y enseñanza, entre otras disciplinas, del parkour. También colabora como voluntario en un grupo de Scouts.

Bueno, empezamos con lo de siempre. La clásica pregunta. ¿Qué es para ti el parkour?

Bueno, para mí el parkour es mi pasión, mi forma de vivir y mi manera de entender el mundo. Sé que suena muy típico, pero si no fuera por el parkour no estaría vivo a día de hoy. Digamos que es mi campo de aprendizaje, donde cada lección puedo sacarla del entrenamiento y aplicarla a cada aspecto de mi vida. Creo que es la herramienta de cambio social más grande que tengo en mi poder para cambiar este mundo roto.

Quizás antes de método de entrenamiento o disciplina deportiva, lo definiría como eso… herramienta de cambio y aprendizaje.

Una herramienta de cambio y aprendizaje. ¿Cómo te ha cambiado a ti el parkour?

Me ha transformado totalmente… me ha dado ilusiones, me ha mostrado que en la vida hay mucho más de lo que nos venden desde el principio… me ha enseñado a tomar mi camino y con cada entrenamiento aprendí a ser constante por muy negro que pinte el asunto. Como dije antes, todo entrenamiento no creo que sea válido si no sacas lecciones para tu vida cotidiana.  Lo de herramienta de cambio lo digo también porque hay que ser consciente del valor educacional del parkour, hay que darle extrema importancia a lo que aprenden cientos y cientos de chavales a nuestro lado porque no se sabe a quienes llegaran a cambiar.

También dices que si no fuese por el parkour, hoy no estarías vivo. Sé que tuviste una enfermedad bastante grave. ¿Podrías contarnos un poco de lo que supuso para ti esa experiencia y cómo y en qué te ayudó el parkour?

En junio de 2009 me diagnosticaron un tumor en el testículo, me lo quitaron y ya parecía que ahí se quedaba el asunto. Pero 3 meses después vieron que tenía cáncer en el sistema linfático.

El mundo se me vino abajo, ya que comenzaba el tratamiento de quimioterapia. Era horrible y no sabes cómo reaccionar. Pero pensé y dije que no era momento de quedarse parado, así que salía a entrenar. La quimio me la daban cada tres semanas, y los efectos son de sobra conocidos: te mata tanto células buenas como malas.

La primera semana me la pasaba vomitando y en cama, la segunda comenzaba a salir algo de casa, y la tercera, simplemente entrenaba. Sin fuerzas ni ganas muchísimas veces, pero eso no podía pararme a pensarlo. En esa situación no puedes pensar que te mueres, sólo me decía a mí mismo: <<entrena Iván, entrena y lucha. Yo puedo, entrena…>> Y continuaba así ciclo tras ciclo de quimioterapia. A los 9 meses me sané, y comprendí que las ganas, que el marcarme ese camino de entrenamiento y reflexión era lo que me empujaba a seguir viviendo. Sabía que no terminaría todo ahí, mientras tuviera una meta seguiría vivo. En esa época comprendí lo que amaba esto, la enorme necesidad que tengo aun a día de hoy de moverme, siempre dinámico, siempre avanzando en la vida…

El parkour fue mi mejor amigo y mentor en ese momento, y sin duda ha marcado el resto de mi vida.
ivan1

Y enfocando eso al valor educacional del parkour que comentabas antes, ¿crees que es posible transmitir esos valores de superación? ¿Crees que es transferible a otras personas al enseñar parkour?

Por supuesto que sí. Digamos que cada uno tiene su propio camino, pero los valores son los mismos en todos.

¿Y cómo? Es decir, muchas veces nos quedamos en la simple enseñanza de una actividad física. ¿Cómo definirías tu forma de dar clases de parkour?

Si sólo nos quedamos en la enseñanza física del parkour, le estamos restando una grandísima parte de él. Lo convertiríamos en un deporte más, y creo que no debería nunca ocurrir eso. Quizás yo busco que a través de enseñanzas físicas trabajen parte de su personalidad, de su mente y su espíritu. A veces se trabaja dentro de uno mismo sin que llegues a darte cuenta.

En esa parte, creo que también entra en juego el entrenamiento en grupo, el apoyo entre compañeros y la motivación. Creo que es importante ensalzarlo en los entrenamientos también. ¿Tú notaste eso durante la recuperación de tu enfermedad? ¿Influyó eso también en tu forma de vivir y entender el parkour y la vida en esos momentos?

Sí, muchísimo. Hay que encontrar ese equilibrio entre las cosas que puedes aprender solo y las que puedes aprender con tus compañeros. Sin duda el apoyo y fuerza que me dieron tanta gente del mundo del parkour en esos momentos fue brutal. Compañeros… jajajaja, desde aquellos momentos ya no los llamo así, los llamo hermanos.

Hablas de cómo te ayudó y motivó y te cambió el parkour. ¿Pero tu parkour cambió? ¿Qué es diferente en tu parkour ahora?

Digamos que como fuerza no tenía, me intentaba centrar en la parte técnica. Pilar fundamental de mi movimiento a día de hoy.

Ahora mi parkour es más técnico que otra cosa, aunque poco a poco voy dejando paso al instinto en el movimiento, a que salga de dentro.

¿No sigues ninguna rutina física?

Llevo tiempo queriéndome implantar alguna, pero rachas largas de lesiones ajenas al entrenamiento, es decir que no han sido por falta de físico, me lo han impedido. Por lo pronto quiero que lo principal sea notar mi cuerpo libre y fuerte, cada X meses me evalúo y si algo ha fallado, o faltado, me pongo a ello.
ivan2

Bien, vamos a hablar un poco de tu cuidad ahora. Eres de Sevilla, ¿cómo es la comunidad de traceurs allí?

Una palabra: ENORME.

Es impresionante la de gente que hay y lo que vamos aprendiendo todos. Hay mucho compañerismo y muchísima variedad de movimiento, pero más importante es que detrás de eso hay mucha comunidad. Tiene muy buena pinta de cara a los próximos años.

Lo cierto es que en el resto de España, lo más normal al hablar del parkour andaluz es recurrir a Málaga o más recientemente a Almería también. Pero ahora también de Sevilla gracias a vuestra propuesta con Universo Parkour (un gimnasio donde entrenar o recibir clases de parkour, tricking, acrobacias…). ¿Cómo está respondiendo la comunidad respecto a esa propuesta?

Sinceramente, y pese a quien le pese, la mayoría de la comunidad sevillana de parkour no está respondiendo tan bien como me gustaría. Universo Parkour es de todos los traceurs, y el único fin de esto es impulsar en España el arte del desplazamiento… No sé, creo que si todos nos volcáramos más con proyectos de este tipo, el parkour en España sería muy diferente.

En otros países los gimnasios dedicados al parkour están teniendo bastante éxito, aun siendo el parkour una actividad ideada para el exterior (adaptarse al entorno en vez de adaptar el entorno a ti). ¿Por qué crees que no está pasando igual en España?

Porque seguimos en viejas peleas y discusiones que la mayoría de las veces no aportan nada nuevo ni beneficioso para la comunidad.  Muchos hablan y hablan, y entrenan, y sí, saben y entienden de qué va esto, pero parece que se lo guardan para ellos mismos en vez de compartirlo y regalárselo a todos. En Universo Parkour, por lo menos estoy super tranquilo al ver que nos hemos levantado de las sillas y hemos decidido hacer algo, usar la herramienta gimnasio para llegar a tantísima gente nueva. También creo que España tiene de sobra mucha gente preparada para impulsar el parkour, y que cada vez más veremos como hermanos de otras ciudades se aburren de lo mismo de siempre y se lanzar a luchar por esto.

Recientemente habéis tenido algunos cambios en la dirección del gimnasio, ¿cómo afectará eso a los proyectos que afrontaréis a partir de ahora?

De forma muy positiva. Son proyectos nuevos, muy trabajados y hechos por gente que ama esto.

¿Podrías adelantar algún ejemplo?

Mucho trabajo en escuelas, y dirigido a los colectivos sociales a los que el parkour más podría aportarles. De momento sólo puedo decir eso, pero vamos, que con el amor y trabajo que hacemos todo, sólo pueden salir resultados positivos.
ivan3

Enfocar el parkour como proyecto social. Me vienen a la cabeza algunos reportajes de los Yamakasi en centros penitenciarios o con chicos en riesgo de exclusión social.

Volviendo a lo que decías antes sobre las viejas discusiones en el parkour español, ¿cómo ves el panorama nacional desde tu posición en Sevilla?

De esos mismos reportajes que hablas ha venido la inspiración para casi todos estos proyectos. Mira, para responderte a eso te pondré de ejemplo una situación: yo voy a una RT (reunión de traceurs) en Sevilla, y de los 200 chavales que habrá, 190 no llevaran más de 5 años entrenando. A esos 190 poco les importa discusiones de ese tipo, sólo buscan encontrar su camino.

Si en otros lugares esos chavales se ven demasiado expuestos a esas discusiones o la influencia de viejos lobos, con todo el respeto y el amor del mundo para ellos,  se corre el riesgo de que ese chaval diga o se forme opiniones que no son libres. Encuentra respuestas, pero no de él mismo, sino de otros que le han dicho “haz esto y harás parkour de verdad”, o “haz esto otro y serás reconocido…” Muchas veces esos reflejos se ven en las nuevas generaciones, y no siempre se les ha dicho con palabras, sino con actos. Veo un panorama con muchísima gente sabia, pero tienen que tomar esa responsabilidad por y para las nuevas generaciones.

¿Hablaríamos entonces de enseñanza vs adoctrinamiento?

Sí… desgraciadamente sí.

Pero también es cierto que hay mucha gente que simplemente entrena y no está por la labor de andar enseñando a nadie. O de pararse a escuchar a alguien que no piensa igual. ¿Crees que hay “cura” para eso?

No, la gente es libre, y puede vivir el parkour como quiera. Aunque no sé si llamarlo parkour, ya que creo que algo que comenzó con la amistad, la enseñanza y el compartir opiniones para mejorar y que haya gente que actúa como tú dices, pufff es muy difícil que cambien, porque suelen llevar bastante tiempo y creen poseer la razón absoluta. Pero vamos, que me da igual, yo seguiré intentando perseguir esa utopía porque es como vería que el parkour ha evolucionado correctamente.

La correcta evolución no olvida la esencia, se basa en ella para avanzar correctamente.

Entonces, ¿cómo te gustaría ver el parkour y la escena del parkour en España dentro de unos años?

Como una comunidad sana, con ganas de aprender y enseñar.

Quiero ver personas fuertes, independientes a la hora de enfrentarse a sus vidas pero capaces de abrirse y buscar ayuda en sus compañeros. Quisiera que de una vez por todas se acaben esas viejas discusiones, y todos trabajáramos juntos por esto, por el parkour. Que no olvidemos que es más grande que cualquiera de nosotros.

Me encantaría que se acabaran los egoísmos y en vez de mirar por el yo o el mi grupo se mirara por la comunidad.

Quiero ver un parkour tocando y cambiando vidas.

Disfruta  de tu movimiento, haz algo puro y real, y regálaselo al mundo.  Nunca dejes el entrenamiento estancado, porque entonces tendrás un problema en la vida. Sé dinámico, adáptate y supérate…
ivanmochila


Entrevista de Dani Sampayo a Iván Fabián para www.umparkour.com

Share Button

Comments are closed.